Potaje de garbanzos y bacalao

Este es un gran plato, La combinación de 4 ingredientes básicos: garbanzos, espinacas, bacalao y huevo se conjugan para ofrecer lo mejor de cada uno. Tienes que probarlo!

Ingredientes:

400 grs de garbanzo pedrosillano

2 lomos de bacalao desalado

400 gr de espinacas

2 huevos duros

1 CS de harina

1 CS de pimentón dulce

2 cebollas

2 dientes de ajo

1 cabeza de ajos

Elaboración:

La víspera poner los garbanzos a remojo en agua. Desechar el agua del remojo y poner los garbanzos cubiertos de agua, en una olla express con una cabeza de ajo y una cebolla pelada entera.

Mientras preparamos el sofrito con la cebolla restante bien picada y los dos dientes de ajo. Una vez pochada añadimos la harina, le damos una vuelta y hacemos lo mismo con el pimentón, procurando que no se nos queme.

Una vez que ha desaparecido la presión de la olla, la abrimos, retiramos la cebolla cocida y la cabeza de ajos. Añadimos las espinacas y el sofrito y cocemos, a fuego lento, 15 minutos. Añadimos los lomos de bacalao y cocemos 5 minutos mas. Retiramos los lomos y los desmenuzamos en trozos pequeños. La piel del bacalao también. Lo devolvemos al potaje junto con los huevos duros picados.

Damos al conjunto un hervor suave de 5 minutos mas y ya está listo para servir.

Emplatado:

Para estos guisos tradicionales lo que mejor funciona en la mesa son los extremos. O bien usamos una vajilla de barro bien rústica, o por el contrario, nos vamos a unos platos de diseño lo mas sofisticados posibles. Los platos de tamaño gigante resaltan mucho el color de este guiso. Es fundamental espolvorear este plato antes de servirlo con un poco de huevo duro picado extra.

Trucos:

Usa la variedad de garbanzo que mas te guste. En Casa Ruiz tienes varias donde elegir.

No recurras al bacalao troceado. Es de mucha menor calidad y no soltará la gelatina suficiente para que el caldo resulte espeso y suculento.

Si quieres evitar el gluten de la harina, pon en el vaso de la batidora un cucharón de garbanzos con un poco de caldo, tritúralo y devuélvelo al guiso para que espese.

Para que resulte completamente vegetariano cambia el bacalao por algas deshidratadas y los huevos por almendras.

Esta es la receta básica. Puedes añadirle al sofrito algunas especias para darle más profundidad. Un poco de azafrán le va de perlas!

Nos vemos en Casa Ruiz!

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario

0