Garbanzos crujientes

Garbanzos crujientes

No hay excusas para eliminar las legumbres de nuestra dieta en verano. Un aperitivo como éste lo demuestra. Se prepara en muy poco tiempo, es riquísimo y a los niños les encanta. Ponte manos a la obra!!!

Ingredientes:

500 grs de garbanzo lechoso cocidos

1 CS de tomillo seco

1 CS de orégano seco

1 CS de sal

1 CS de aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Empezamos cociendo los garbanzos. Remojo de víspera y para esta preparación te recomendamos la olla rápida, en 6-8 minutos los tienes preparados.

Cuando los garbanzos están cocidos los escurrimos y ponemos en una capa, sobre papel de cocina para que queden perfectamente secos.

Garbanzos crujientes 2

 

Este proceso tardará mas o menos 1 hora. Puedes moverlos de vez en cuando, así te aseguras que queden secos por todas partes.

Precalentamos el horno a 200º, si nuestro horno  dispone de  la opción de ventilador, la usaremos. Metemos los garbanzos en el horno en una fuente forrada con papel de horno y los dejamos durante unos 45 minutos. Cada 10 minutos los revolvemos un poco para que se tuesten por todos los lados.

Garbanzos crujientes 3

Deben quedar bien tostados por todas sus caras. En el momento en que comprobamos que están en su punto, los retiramos del horno y los  colocamos en un cuenco donde queden bien amplios. Espolvoreamos con el tomillo, el orégano, la sal y el aceite de oliva virgen extra. Revolvemos bien el conjunto.

Garbanzos crujientes 4

Espera a que estén a temperatura ambiente antes de servirlos.

Emplatado:

Como aperitivo, servidos en un bol, con unos refrescos o cervezas son riquísimos. Pero hay mucho mas. Puedes utilizarlos como un contrapunto crujiente en una ensalada verde. Una vez que tengas la ensalada emplatada puedes colocar los garbanzos por encima justo antes de servirla.

Trucos:

El secreto para que esta receta te quede perfecta es eliminar absolutamente la humedad de los garbanzos antes de meterlos en el horno. Si crees que necesitan mas de 1 hora no dudes en dejarlos más tiempo hasta que estén perfectamente secos.

Antes de sacarlos del horno, comprueba que todos tienen un bonito color tostado. A medida que vayan pasando los minutos con los garbanzos fuera del horno, irán quedando cada vez mas crujientes.

Cada horno es un mundo, no nos cansamos de repetirlo. Comprueba que en tu horno te quedan igual que los de las fotos con los tiempos que te damos. Si ves que antes de que el tiempo que te hemos dado se haya cumplido, tus garbanzos ya están listos no dudes en sacarlos. Por el contrario, si ves que aún no están en su punto, déjalos unos minutos más.

Para los que vivís en lugares húmedos: recordad que los tenéis que guardar en bote hermético perfectamente cerrado.

Si una vez que los tienes listos no están suficientemente crujientes (porque los hayas dejado menos tiempo en el horno del necesario, o bien, se te hayan humedecido en la alacena) puedes volver a meterlos en el horno unos minutos. En este caso deberás moverlos a menudo para que no se quemen las hierbas.

Si eres de los que les gusta experimentar con nuevos sabores, cambia el tomillo y el orégano por 2 CS de zathar. Tendrán un delicioso aroma oriental.

Prepara tus propios aperitivos, además de ser muy fácil puedes hacerlos mas sanos y deliciosos. Tenemos muchas posibilidades en las tiendas, ven a preguntarnos!

Nos vemos en Casa Ruiz!

 

 

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario

0

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar