Arroz de campo

 

Hoy hacemos un arroz de aprovechamiento. Usamos esos elementos que habitualmente tenemos en la nevera para transformarlos y crear un plato que satisface a todos los paladares.

Ingredientes para 4 personas:

300 gr de Arroz albufera

250 gr de muslos de pollo en trozos

100 gr de costilla de cerdo sin hueso

1 puerro

100 gas de judías verdes

1 tomate

1 CS de pimentón dulce

unas hebras de azafrán

1 litro de caldo

2 dientes de ajo

perejil fresco

Ramas de tomillo o romero fresco

Elaboración:

Ponemos el azafrán a remojo con un poquito de agua caliente. Sofreímos el pollo y la costilla de cerdo en aceite en una paella. Esto lo haremos lentamente para conseguir un dorado uniforme e intenso. Una vez que tenemos la carne en el punto deseado, añadimos el puerro y las judías verdes troceadas. Removemos dos minutos. Preparamos un majado con los ajos, el perejil y un poquito de sal en un mortero, lo añadimos a la paella y le damos una vuelta. Espolvoreamos el pimentón con mucho cuidado para que no se queme y enseguida añadimos el tomate rallado.

Una vez que el sofrito básico este bien compotado, añadimos el azafrán con el agua de infusión. Vertemos el arroz sobre el sofrito y lo movemos bien durante 1 minuto. En ese momento añadimos el caldo hirviendo sobre la paella, rectificamos el punto de sal y  mantenemos a fuego fuerte hasta que vemos que el caldo desaparece (Unos 9-10 minutos). Entonces bajamos el fuego y proseguimos la cocción hasta que el arroz esté en su punto. Mas o menos unos 7-8 minutos más.

Retiramos la paella del fuego y ponemos encima las ramas frescas de tomillo o romero, lo cubrimos con un paño limpio y tras un reposo de 5 minutos ya está liso para servir.

Emplatado:

Siempre que hacemos arroz te recomendamos sacar la paella a la mesa tal cual, pero hay veces ( y sobre todo en invierno) que esto es muy difícil por los tamaños de la mesas del comedor. Si la quieres sacar emplatada no remuevas el arroz al servirlo. Procura empezar por un lado de la paella y vas sirviendo “al corte”. De esta manera evitaras que se empaste el arroz.

Trucos:

El caldo para preparar este arroz es el secreto del éxito. Nosotros, en esta ocasión, hemos utilizado un caldo que nos sobró de preparar un rabo de toro. El arroz es un comodín para poder reutilizar todo lo que te ha podido sobrar de otras preparaciones. Sobre todo recuerda no tirar restos de comida sin intentar darle otra oportunidad! En caso de que no dispongas de caldo de sobras, un buen caldo casero de pollo o ternera te valdrá igualmente.

Nosotros rallamos el tomate para eliminar la piel. Si prefieres puedes hacer una cruz con una puntilla en la base del tomate, lo escaldas durante un minuto en agua hirviendo y lo enfrías en agua con hielo. En ese momento la piel del tomate saldrá con mucha facilidad. Pícalo en trocitos y añádelo con todo su jugo al sofrito.

Te recordamos que la cantidad MÍNIMA de grasa que hay que incorporar a los arroces secos es del 20%  En este caso, para 300 gr de arroz utilizaríamos 60 gr de aceite de oliva virgen extra.

Nos vemos en Casa Ruiz!

 

 

 

 

 

 

Imprimir
Entradas recomendadas
Showing 2 comments
  • Javier G
    Responder

    Muy rico me salió el arróz de campo, pero yo usé un arroz de valencia. Seguiré usando vuestras fantásticas recetas de cocina

    • Josemaría
      Responder

      Muchísimas gracias por seguirnos y por la confianza Javier. La mayoría de nuestros arroces son valencianos también. Recolectados en la albufera. Nos encantan!!!!

Dejar un comentario