Tajine de pollo con dátiles y pistachos.

 

El nombre tajine es el apelativo del recipiente en el que se cocina el plato, una cazuela de forma redonda y con una tapa de forma cónica cuyo fin es conservar la humedad y lo sabores del guiso.

Ingredientes:

1 pollo pequeño 1,200 K

2 cebollas

250 gr de dátil sin hueso

90 gr de almendra cruda pelada

90 gr de pistacho pelado

1 CC de cúrcuma

1 CC de jengibre molido

2 CC de canela de Ceylan molida

1 CS de miel de brezo

cebollino fresco picado

Elaboración:

Elaboramos este Tajine de pollo con dátiles y pistachos picando finas las dos cebollas. Las pochamos bien en un fondo de aceite. Si no disponemos de una olla tajine, usamos una plana con tapa.

Una vez bien pochada la cebolla, añadimos las especias y dejamos que el calor obre su magia y el perfume de éstas inunde la cocina.

En ese momento, añadimos el pollo cortado en trozos pequeños y lo movemos bien, permitiendo que todos y cada uno de los trocitos se impregnen bien con el sabor de las especias.

Añadimos agua hasta casi cubrir el pollo y llevamos a ebullición. Tapamos la cazuela, bajamos el fuego y dejamos cocer el conjunto 45 minutos. Pasado este tiempo, añadimos los dátiles deshuesados y la cucharada de miel. Dejamos al fuego unos 20 minutos mas o hasta que el pollo esté tan tierno que se desprenda del hueso con mucha facilidad. Rectificamos de sal y pimienta.

Mientras esto sucede calentamos 1 CS de aceite de oliva en una sartén pequeña, y doramos en ella los pistachos y las almendras.

Esparcimos por encima del tajine de pollo con dátiles y pistachos los frutos secos dorados y el cebollino fresco muy bien picado.

Ya está listo para servir.

Emplatado:

En el antiguo Magreb, el tajine se sirve como plato único. Se acompaña de panes planos recién horneados a los que sigue un buen montón de cuscús y una ensalada. Sácalo por separado a la mesa y convierte tu comida en una fiesta tradicional árabe.

Trucos:

Para preparar este tajine de pollo con dátiles y pistachos nosotros utilizamos aceite de oliva. El ingrediente más tradicional es la mantequilla. Puedes incluso usar ghee que no es mas que mantequilla clarificada.

Este plato tiene un sabor dulce característico, pero combina a la perfección con un toque picante. Si a ti te gusta, puedes añadirle una guindilla seca molida al mochar la cebolla en el primer paso.

Al dorar los frutos secos en el aceite es muy importante que no te despistes. Deben quedar muy dorados y crujientes y corres el peligro de que se quemen si no estás pendiente.

Puedes hacer este plato con carne de cordero o ternera, el único secreto es que tiene que quedar muy tierna, casi deshecha. Para ello deberás ajustar los tiempos de cocción.

Cualquiera de nuestras fragantes pimientas complementan a la perfección el exótico aroma de este delicioso tajine.

Nos vemos en Casa Ruiz!

 

 

 

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario

0

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar