Polenta con guiso de espárragos.

 

 

La polenta es un ingrediente poco corriente en la cocina española. Merece la pena dejar un poco aparcado durante el verano el puré de patata y darle una oportunidad a esta guarnición suave y delicada.

Ingredientes:

1 manojo de espárragos de Aranjuez

30 gr de almendra cruda

2 dientes de ajo pelados

1 rebanada de pan

50 gr de jamón serrano picado

1 CC de pimentón dulce de la Vera

Para la polenta:

1/2 L de caldo de verduras

125 gr de polenta

75 ml de leche

50 gr de mantequilla

Elaboración:

Para preparar esta polenta con guiso de espárragos, lo primero es empezar con la verdura. Para ello empezamos con la picada. Ponemos las almendras a tostar en una sartén con un fondo de aceite, una vez doradas, las pasamos al mortero. Repetimos el proceso con los dientes de ajo y posteriormente con el pan. Lo majamos todo bien, añadiendo unas gotas de vinagre y un poco de agua para ayudarnos en el proceso.

Por otro lado troceamos los espárragos, reservando las yemas, en la misma sartén que hemos dorado las almendras los tostamos unos 10 minutos hasta que estén en su punto. Espolvoreamos por encima el jamón y el pimentón, cuidando que no se nos queme. Añadimos el conjunto del mortero y cocemos toda la preparación unos 20 minutos. Si vemos que nos queda muy espeso lo aligeramos con un poco de agua.

Ahora vamos a hacer la polenta. Ponemos en una olla el caldo de verduras y levantamos el hervor. Una vez alcanzado ese punto espolvoreamos la polenta sobre el caldo revolviendo con unas varillas de mano constantemente. Una vez que ha espesado añadimos la leche y la mantequilla. Rectificamos el punto de sal y pimienta.

Pasamos las yemas de los espárragos por una plancha con unas gotitas de aceite hasta dorar y montamos los platos. Ponemos unas cucharadas de polenta en la base, sobre ésta colocamos una porción del guiso de espárragos y con delicadeza coronamos con las yemas de los espárragos a la plancha.

Rociamos con un chorrito de aceite de oliva y ya está listo para servir.

Emplatado:

Si te decides a preparar esta polenta con guiso de espárragos te recomendamos que los saques a la mesa ya emplatados individualmente. Puedes ofrecer a tus invitados un trozo de queso parmesano y un pelador para que puedan sacar finas láminas de éste, que se fundirán sobre el plato aportando un delicioso aroma a fruto seco.

Trucos:

Si prefieres hacer una versión vegetariana de este plato, omite el jamón. Quedará delicioso igualmente.

Si no tienes mortero, puedes usar una picadora para realizar el majado. De cualquier manera, nosotros te recomendamos encarecidamente que adquieras uno, es súper útil y la textura que proporciona es inigualable.

Para limpiar los espárragos los sujetas de la raíz y la yema, y al doblarlo se parte solo, justo por el punto que separa la parte leñosa de la tierna.

No dudes en cambiar la mantequilla por aceite de oliva, eso si, no tendrá la misma cremosidad.

Esta plato también se puede beneficiar de un ligero picante que puedes conseguir sustituyendo el pimentón dulce por picante.

Si te sobra polenta, ponla en una bandeja engrasada y déjala enfriar. Quedará sólida e igualmente deliciosa. Busca en nuestro blog: triángulos de polenta al romero.

Nos vemos en Casa Ruiz!

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario

0

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar