Pasta de espelta mediterranea.

Pasta de espelta

Hoy os traemos esta receta para que os atreváis a introducir otros tipo de pasta, además de la de trigo blanco, en vuestra alimentación. En Casa Ruiz, ponemos a vuestra disposición, diferentes pastas de espelta y de trigo negrillo. Nuestro proveedor es de Guadalajara, allí fabrican estas pastas con la espelta que ellos mismos cultivan con mimo y con certificado de cultivo ecológico

Ingredientes:

300 grs. de garganelli de espelta.

12 tomates secos

400 grs de espinacas frescas.

50 grs. de piñones

100 grs. de queso parmesano.

1 diente de ajo.

1 guindilla. (opcional)

Elaboración:

Picar muy fino el diente de ajo y la guindilla, si la vamos a utilizar. Una vez que el ajo esta empezando a dorarse añadimos las espinacas y las cocinamos hasta que pierdan su propia agua. En ese momento añadimos los tomates secos cortados en trocitos y le damos unas vueltas en la sartén. Añadimos un cacito de agua de la cocción de la pasta y lo dejamos hasta que se evapore.

Paralelamente a toda esta preparación cocemos la pasta en una olla de agua salada. Acuérdate de que la pasta debe cocer en agua muy abundante y con un hervor muy vivo. La pasta de espelta necesita muy poco tiempo de cocción, en 4-5 minutos la tendrás lista.

Una vez completados estos pasos, en un bol, mezclamos la pasta, la mezcla de espinacas y tomate y el queso parmesano.

Tostamos los piñones en una sartén muy caliente, removiendo constantemente. En este momento ni se contesta el teléfono ni se responde al timbre de la puerta. En un segundo se queman y tienes que volver a empezar. Se espolvorean encima de la pasta y se sirve.

Emplatado:

No olvides reservar un poco de queso parmesano y de piñones para colocarlos en el plato sobre la pasta. Termínalo en la mesa salseando con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.

Trucos:

El secreto de este plato es conseguir que la pasta no se quede seca. Debes jugar con el agua de cocción de la pasta para conseguir que la mezcla de espinacas y tomate seco sea jugosa y rica. Si guardas los tomates secos en un bote con aceite, utiliza este para regar la pasta, justo antes de servir. Tendrá un perfume maravilloso.

Ya sabes que para cualquier consulta o sugerencia nos encuentras en la tienda.

 

Nos vemos en Casa Ruiz!

 

 

 

Imprimir
Entradas recomendadas
Showing 3 comments
  • Belén
    Responder

    Una preguntilla ❓ El otro día compré tomates secos, ¿cómo los debo guardar? ¿En un bote de cristal o en algún tipo de bolsa? Se me olvidó preguntar cuando estuve en vuestra tienda 😳

    Besos y gracias,
    B.

    • Josemaria
      Responder

      Querida Belen: Te recomendamos que lo guardes en botes de cristal. Le puedes añadir unos dientes de ajo, unas bolas de pimienta y una hojas de laurel. Lo llenas de aceite de oliva y te durará meses. Después puedes usar el aceite sobrante para aliñar ensaladas o rematar un guiso.

  • Belén
    Responder

    ¡Muchas gracias, Josemaría! El otro día los puse en mi sandwich favorito: con queso de cabra y lechugas variadas en pan de semillas untado con aceite de oliva. ¡Está muy bueno! 😛 Muchos besos y hasta pronto.

Dejar un comentario