Fabada asturiana.

 

Nuestra versión de la fabada asturiana es muy tradicional y sin complicaciones. De este modo homenajeamos a todas esas generaciones de cociner@s caser@s que con platos así de nutritivos han alimentado a millones de familias durante épocas de mucha escasez.

Ingredientes:

500 gr de fabes asturianas

1 chorizo asturiano

1 morcilla ahumada

1 punta de jamón serrano

1 hueso de jamón

1 trozo de tocino fresco

1 cebolla pelada

pimentón dulce

2 dientes de ajo

azafrán en hebra

Elaboración:

Lo primero que vamos a hacer es blanquear el hueso de jamón para eliminar el sabor añejo que tiene. Para ello ponemos un poco de agua a hervir en un cazo pequeño, una vez que el agua hierve a borbotones metemos el hueso y lo dejamos cocer dos minutos. Eliminamos el agua, lavamos el hueso bajo el grifo y ya está listo para ser usado.

El dia antes de preparar la fabada, ponemos las fabes a remojo en abundante agua. Al día siguiente ponemos en una olla las fabes remojadas, el chorizo, la morcilla, el tocino fresco, la punta de jamón y el hueso limpio de jamón. Cubrimos bien de agua y un chorrito de aceite y lo ponemos a fuego fuerte espumando las impurezas constantemente. Una vez que ha roto el hervor, bajamos el fuego y dejamos la olla medio tapada cuidando que las fabes estén siempre cubiertas de agua. Si hay que añadir mas agua añadiremos el agua siempre fría.

Mientras que las alubias cuecen preparamos un sofrito con los dientes de ajo y una vez que empiezan a dorarse añadimos el pimentón, damos unas vueltas y lo añadimos a la olla de las fabes.

Ponemos el azafrán en infusión con un poquito de agua caliente. Cuando falten unos 30 minutos de cocción añadimos tanto el agua como las hebras de azafrán al guiso.

Controlaremos el punto de las fabes a partir de las 2h 15 min  de cocción. Una vez que estén en su punto, tapamos bien la olla y dejamos que repose unos 30 minutos.

Emplatado:

Por supuesto vas a necesitar una gran sopera para servir este plato. Antes de colocar en ella la fabada la tienes que calentar. Vierte en ella agua hirviendo y déjala reposar 5 minutos. En este tiempo, saca el chorizo, la morcilla, el tocino y el jamón de la fabada (el hueso y la cebolla los tiras) Corta el embutido en rodajas y lo devuelves a la fabada, así te será mas fácil servir una rodaja de cada ingrediente a cada comensal.

Vierte la fabada en la sopera y sácala a la mesa agradeciendo los aplausos con una sonrisa!

Trucos:

No meteremos ningún tipo de utensilio de cocina dentro de la olla de las fabes. Cucharas de madera, espumaderas, etc. harán que se rompan las fabes. Lo que haremos es coger la olla por las dos asas y agitarla, así ayudamos a que aquellas fabes que se han roto engorden el caldo de cocción.

Puedes añadir las hebras de azafrán directamente al guiso pero obtendrás mejores resultados poniéndolo en infusión previamente. Al añadirlo justo al final del guiso le dará mas protagonismo en el resultado final.

Si no quieres ver pequeños trocitos de ajo en el caldo de la fabada, puedes majar los dientes de ajo en un mortero y hacer el sofrito con esta pasta.

A nosotros nos gusta preparar la fabada el día antes de servirla. El caldo queda así mucho mas espeso y mas suculento.

La calidad de los ingredientes es fundamental en esta receta. Busca el mejor embutido que puedas encontrar para que aporten sabor y textura a tu fabada. Nuestras fabes son maravillosas y muy frescas, con ellas el éxito está asegurado.

Nos vemos en Casa Ruiz!

Imprimir
Entradas recomendadas
Showing 2 comments
  • Maite Ayuso Casals
    Responder

    Me ha pareecido una receta de siempre, pero con trucos que no sabia.
    Me encanta vuestra tienda y ahora con ideas de recetas, es magnifico.

    • Josemaría
      Responder

      Bienvenida a Casa Ruiz!!!! Gracias por seguirnos. Si tienes cualquier duda con nuestras recetas no tienes mas que preguntarnos por aquí. Un saludo!!!

Dejar un comentario

0