Pasta de lentejas rojas con pesto de nueces.

 

pasta con salsa de nueces

No hay nada más simple y atrayente que una salsa fundiéndose sobre un humeante cuenco de pasta caliente. En el caso de esta pasta de lentejas rojas con pesto de nueces  tiene el valor añadido de que ademas de disfrutar, te estás cuidando.

Ingredientes:

300 gr de Fusilli de lenteja roja eco

150 gr de Nueces peladas

50 gr de Rúcola

2 dientes de ajo

2 CS de miso rojo

30 ml de AOVE

zumo de 1/2 limón

Unas gotas de aceite de sésamo

Elaboración:

Si te has decidido a preparar esta pasta de lentejas rojas con pesto de nueces, lo primero que vamos a preparar es la salsa.

Ponemos en un triturador las nueces, los dientes de ajo pelados, la rúcola, el miso, el aceite de oliva virgen extra y el zumo del limón. Trituramos hasta integrarlo todo bien. Si te resulta demasiado espeso, lo podrás aligerar con agua, no te recomendamos que uses más de 60 ml. Pruébalo y rectifica de sal y añade unas gotas de aceite de sésamo al gusto.

Por otro lado, pon una olla al fuego con agua abundante y al punto de sal. Una vez que alcance el punto de ebullición echa los fusilli de lentejas rojas  y déjalos cocer durante 6 minutos. Escurre la pasta y ponla en un cuenco amplio. Rocíala con un chorrito de aceite de oliva, mezcla con el pesto de nueces y ya está listo para servir.

Emplatado:

Cuando nosotros preparamos pasta de lentejas rojas con pesto de nueces, nuestra prioridad es servir el plato muy caliente para que llegue a la mesa en su punto óptimo. Si estas en familia, puedes mezclar la pasta (en el cuenco donde la has rociado con el aceite) con el pesto de nueces y revolverlo bien. Si tienes invitados es mas bonito servirlo como lo hemos hecho nosotros en la foto: la pasta en un gran plato blanco y una quenelle de pesto de nueces encima.

Trucos:

Las pastas de legumbres son muy frágiles y pueden romperse con facilidad. Cuando cocemos pasta de trigo la movemos bien para que no se pegue, en el caso de la pasta sin gluten no es necesario, no tiene tendencia a pegarse y podemos romperla.

Te recomendamos que utilices nuez española para este pesto de nueces. Su sabor tiene la suficiente entidad para brillar con luz propia en esta salsa.

El sabor punzante del ajo es fundamental para el sabor del pesto, pero si a ti no te gusta, puedes blanquear el ajo en agua hirviendo dos veces para matizarlo.

Rúcola y nueces es un matrimonio perfecto, pero puedes usar espinacas crudas, canónigos o incluso Kale.

Puedes servir la pasta de lentejas rojas con pesto de nueces espolvoreada con un poco de orégano realzará aun más el aroma italiano de este plato.

Es importante no añadir la sal al pesto antes de probarlo. El miso rojo tiene un sabor muy potente y es posible que no necesite más sazón.

Nos vemos en Casa Ruiz!

 

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario

0