Pasta con pesto rojo de nueces

 

 

El pesto genovés nos encanta, es fresco y fragante, pero hoy nos ponemos a experimentar con otro tipo de ingredientes. Pasta con pesto rojo de nueces. Una delicia.

Ingredientes:

300 gr de penne de centeno

6 filetes de anchoas en aceite

2 dientes de ajo

100 gr de nueces peladas

3 CS de concentrado de tomate

80 gr de queso parmesano

1 limón

orégano

Elaboración:

En una sartén un poco honda (luego añadiremos la pasta cocida a ésta) salteamos los dientes de ajo pelados, los filetes de anchoa y las nueces en aceite de oliva abundante. Este paso lo haremos a fuego moderado, dando tiempo a que el aceite se infusione con el sabor de ajo y anchoa, pero cuidando que no se quemen.

Una vez que tenemos el conjunto de la sartén dorado, añadimos las cucharadas soperas de concentrado de tomate, lo trabajamos bien, integrándolo con el resto de los ingredientes.

Mientras estamos preparando todo lo anterior, ponemos una olla grande con agua salada abundante a hervir.

Pasamos la mezcla de nueces y tomate  a un triturador, añadimos el parmesano rallado, el zumo de medio limón y una pizca de sal. Trituramos el pesto rojo hasta que quede bien liso.

Cocemos la pasta de centeno durante 7-8 minutos, dependiendo de nuestro gusto personal por la textura de la pasta. Reservamos 250 ml del agua de cocción de la pasta y escurrimos.

En la sartén donde hicimos la mezcla del pesto rojo, añadimos la pasta, el pesto rojo y vamos ligando el conjunto con el agua de cocción de la pasta hasta obtener una mezcla lisa y brillante. Sazonamos de nuevo y añadimos una pizca de orégano seco.

Servimos espolvoreado con un poco de ralladura de limón.

Emplatado:

Esta pasta con pesto rojo de nueces se saca a la mesa ya emplatada. El pesto mancha un montón y si cae un poco en el mantel será muy complicado quitar la mancha. Eso sí, no olvides sacar siempre un poco de queso parmesano y el rallador manual por si alguien quiere añadirse un poco más en su plato.

Trucos:

No te preocupes si no te gustan las anchoas, en esta pasta con pesto rojo de nueces, ni tu ni nadie sabrá que están dentro entre sus ingredientes, pero su sabor es imprescindible para darle profundidad a la salsa. Eso sí, si deseas que tu pasta sea vegetariana cámbialas por un poco de miso, y el parmesano por un queso vegetariano.

Nosotros elegimos nuez española por su amargor característico. Si prefieres utilizar una variedad mas dulce, la salsa perderá intensidad.

El paso en que sofreímos el concentrado de tomate es muy importante. Hacerlo despacio y concienzudamente evita ese sabor metálico que tiene cuando se sirve crudo.

Si tienes en la nevera una conserva de pimiento choricero, no dudes en añadirle una cucharada al sofrito. Le dará un toque muy interesante.

Si no estás en contra, puedes añadir una cucharada de mantequilla a la sartén cuando estamos ligando la pasta con la salsa y el agua de cocción, esto hace que el pesto quede más cremoso.

Te será mas fácil rallar el limón antes de sacar el zumo que necesitamos para la salsa. Hazlo primero, guarda la ralladura en la nevera y exprímelo después.

Nos vemos en Casa Ruiz!

 

 

 

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario

0

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Cerrar