Paletillas de conejo al horno.

 

En cocina es difícil conseguir más con menos esfuerzo. Estas paletillas de conejo al horno no pueden ser más fáciles de hacer, se enciende el horno, se mete la carne y se come. La carne del conejo es baja en grasa y muy rica en proteínas, pero lo más importante es que es deliciosa.

Ingredientes:

8 paletillas de conejo

2 dientes de ajo

1 CS de bayas de pimienta roja de Kampot

200 ml de vino blanco

Romero fresco

Tomillo fresco

Sal gorda

Elaboración:

Para preparar las paletillas de conejo al horno, lo primero que vamos a preparar es  una marinada y así  saborizar un poco la carne.

En un mortero ponemos los dientes de ajo pelados, las bayas de pimienta roja de Kampot y la sal gorda. Majamos bien el conjunto hasta reducirlo a una pasta uniforme. En ese punto añadimos las hierbas frescas picadas y volvemos a majarlas. Una vez que el contenido del mortero está bien integrado añadimos el vino blanco y revolvemos bien con una cucharilla o el mazo del mortero.

Cubrimos bien las paletillas de conejo con la marinada y dejamos reposar en la nevera un mínimo de 1 hora y un máximo de 5.

Pasado ese tiempo, escurrimos bien las paletillas de conejo de la marinada (que vamos a desechar) y las disponemos en una fuente de horno. Regamos con un chorrito de aceite de oliva y metemos en el horno a 200º durante 30-35 minutos.

Sacamos del horno y tapamos con papel de aluminio durante 10 minutos.

Ya están listas para servir.

Emplatado:

Si quieres servir estas paletillas de conejo al horno para una comida importante, haz como nosotros, prepara un delicioso puré de apio-nabo para que realce la carne o incluso un buen puré de patata le va fenomenal.

Si por el contrario es para una ocasión informal, no hay nada mas delicioso que comer el conejo con los dedos! Eso sí, no olvides tener a mano una buena provisión de servilletas de papel.

Trucos:

Para preparar el puré de apio-nabo, deberas cocer la raíz del apio en trozos unos 30 minutos con agua y leche. Tras ese tiempo lo escurres y lo trituras. Se ajusta luego la consistencia del puré con el liquido de cocción y se emulsiona con mantequilla o aceite.

La pimienta roja de kampot es un complemento perfecto para estas carnes blancas. Puedes incluso machacar unos granos extras en el mortero y espolvorear con ello las paletillas de conejo al horno justo antes de servirlas.

El vino blanco de la marinada ha de ser un vino rico. No vamos a usar uno que no nos queramos beber.

En el momento de servir puedes poner unos gajos de limón en cada plato. El ácido del jugo de limón le dará frescor a la carne.

Para preparar estas paletillas de conejo al horno, te recomendamos que uses las paletillas por ser la parte mas jugosa del conejo. Lomos y patas delanteras pueden quedar un poco más secas.

Esta carne no produce ningún tipo de salsa en el horno, si te gusta, puedes acompañarla con un poco de all i oli.

Nos vemos en Casa Ruiz!

 

 

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario