Nasi goreng

 

arroz frito con cacahuetes

 

El Nasi goreng es uno de los platos nacionales de Indonesia. Nosotros hemos estado trabajando para traerte una receta con ingredientes que puedas encontrar fácilmente y cuyo resultado sea igual de rico que el original.

Ingredientes:

600 gr de Arroz jazmín cocido

2 contramuslos de pollo sin hueso y sin piel

4 huevos

1 cebolla

2 dientes de ajo

jengibre fresco

1/2 pimiento rojo

80 ml de salsa Hoisin

50 ml de salsa de soja

20 ml de miso rojo

cilantro fresco picado

100 gr de Cacahuete crudo pelado

Elaboración:

Para empezar vamos a cortar en trocitos pequeños los contramuslos de pollo, los colocamos en un cuenco y los dejamos macerando con 20 ml de salsa hoisin en la nevera.

Picamos muy fino el medio pimiento, la cebolla y el ajo. En un cuenco pequeño preparamos la salsa del Nasi goreng, para ello mezclamos los 60ml restantes de salsa hoisin, la salsa de soja y el miso rojo, lo integramos todo bien hasta disolver el miso completamente. Rallamos un trocito de jengibre y lo reservamos. Tostamos los cacahuetes en una sartén con un poquito de aceite y sal, una vez dorados los ponemos en un plato con un papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Empezamos poniendo el wok a calentar. Salteamos el pollo hasta que tenga un color dorado, añadimos la cebolla, el pimiento, el ajo y el jengibre. Damos una vueltas hasta que las verduras estén bien pochadas. En este punto agregamos el arroz blanco y enseguida la salsa del Nasi goreng. Revolvemos todo el conjunto hasta que el arroz esté bien impregnado con la salsa y entonces añadimos los cacahuetes tostados y el cilantro picado.

Servimos espolvoreado con un poquito más de cilantro y algunos cacahuetes. Encima colocamos un huevo frito por persona. También puedes espolvorear un poco del verde de una cebolleta.

Emplatado:

El Nasi goreng hay que servirlo emplatado sí o sí. Para ello elegiremos un bol hondo, preferiblemente muy decorado, para que los colores de la porcelana contrasten con el marrón del arroz y el naranja de la yema del huevo. Puedes comerlo con palillos pero asegúrate que todos saben usarlos, ya que el arroz puede dar algún problema si no estamos acostumbrados.

Trucos:

El truco más importante para que esta receta salga bien es que es imprescindible tener todos los ingredientes cortados y preparados antes de empezar a cocinar. El Nasi goreng se prepara en muy poco tiempo y no podremos picar ni cortar nada entre un paso y otro.

No se puede hacer esta receta con arroz recién hervido, al contacto con el aceite caliente se convertiría en una pasta y no quedaría suelto. Te recomiendo que el arroz lo cuezas la víspera.

La salsa hoisin se encuentra muy fácilmente en todos los supermercados, es la salsa que se utiliza para acompañar el archiconocido pato pekin.

Para nosotros es imprescindible añadir unas gotas de sriracha (salsa picante) a la salsa del Nasi goreng, pero no lo hemos puesto en la lista de ingredientes porque hay mucha gente que no tolera el picante.

Si no tienes un wok puedes usar sin duda una sartén grande. Si lo haces en wok, añade el aceite en un hilo fino por el borde, ya que así engrasarás todo el wok. Es posible que tengas que ir añadiendo un poco de aceite cada vez que añadas un ingrediente.

Tanto la cebolla, el ajo y el pimiento han de picarse muy finos, así se cocinan antes y dejan todo el protagonismo al pollo y el arroz. No dudes en utilizar un triturador si no tienes una buena técnica de corte.

Nos vemos en Casa Ruiz!

 

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario

0