Frijoles negros a la cubana.

IMG_5717 (1)

 

 

Una comida simple pero riquísima. La combinación de cereales y legumbres es muy beneficiosa para el organismo, así que sirve estas alubias sobre un lecho de arroz blanco cocido. Un manjar con sabor a Caribe!

Ingredientes:

400 grs de frijoles negros

2 cebollas

2 ramas de apio

1 pimiento verde italiano

2 dientes de ajo

1 hueso de jamón

1 CC de comino molid0

2 CS de orégano seco

laurel

Elaboración:

La noche anterior ponemos las alubias a remojar. Como nos interesa conservar el color de los frijoles los lavaremos bien antes de ponerlos en remojo, ya que usaremos el agua del remojo para la cocción.

Al día siguiente ponemos una olla al fuego con las alubias, el hueso de jamón, la hoja de laurel y una de las cebollas partidas por la mitad.

frijoles negros a la cubana 2

 

Mientras arranca el hervor preparamos un sofrito con la otra cebolla, el pimiento, el apio y el ajo. Todo bien picadito. Una vez que las verduras estén bien pochadas añadimos el comino y el orégano, damos un par de vueltas y lo integramos en la olla con los frijoles hasta que estos estén blandos y en su punto. Salamos.

frijoles negros a la cubana 3

Este tipo de alubias tienen que quedar con poco caldo (no es un potaje) para ello debemos controlar en todo momento la cantidad de liquido de la olla. Si al final te  ha quedado demasiado caldo, sube un poco el fuego y deja que evapore el exceso de liquido.

Emplatado:

En casi todos los países del Caribe se sirve este plato sobre una cama de arroz blanco cocido. Nuestra elección será siempre un arroz largo: basmati, jazmín, etc. Si quieres dar el golpe prepara unos patacones de plátano macho y espolvorea todo el conjunto con cilantro picado fresco. Mas caribeño imposible!!!

Trucos:

Nosotros lo hacemos en la olla de barro que ves en la foto. No es imprescindible pero las alubias quedan como si fueran mantequilla.

La única dificultad que tiene esta receta es controlar el liquido para que no queden muy caldosas. Si no eres muy experto en cocción de legumbres, no te recomendamos que uses la olla express.

Si tu hueso de jamón lleva mucho tiempo guardado, es mejor cocerlo unos segundos en agua hirviendo para evitar el sabor a rancio que puede llegar a dejar.

El agua de remojo es fundamental para conseguir un color negro brillante. Te recomendamos evitar al máximo el uso de cualquier tipo de pimentón que teñiría de color pardo el guiso.

Un plato como este es muy fácil de preparar y transportar. Si lo quieres llevar al trabajo, ponlo en un tupper con el arroz debajo y a la hora de comer, simplemente dale la vuelta dejando los frijoles arriba. No necesitas ni microondas!!!!

Nos vemos en Casa Ruiz!

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario