Sopa minestrone

Hay momentos en los que nuestra nevera parece un cajón de sastre. Media cebolla, un puerro que me sobró de un salsa, una zanahoria triste…. Esta receta aprovecha lo mejor de cada ingrediente. Una buena legumbre hará que todo el conjunto se integre en un plato maravilloso.

Ingredientes:

200 grs de alubia blanca eco

2 zanahorias

1 nabo

100 gr de judias verdes

250 gr de calabaza

2 patatas

3 tallos de apio

100 gr de fideos

1 corteza o un trozo de queso parmesano

pimienta negra

perejil fresco

puerro

tomillo

albahaca

 

Elaboración:

Como siempre pondremos las alubias a remojo la noche anterior.

Enjuagamos las alubias y las colocamos en una olla con agua abundante. Preparamos un bouquet garní con el  puerro, tomillo y el perejil. Si te resulta mas cómodo, colócalo todo en una gasa, bien atada, con un cordel de cocina. Ponlo con las alubias.

Pica toda la verdura en brunoise pequeña (cuadraditos) y añádelas a la cazuela. Levanta el hervor y cuando esté hirviendo a borbotones bajamos el fuego hasta lograr una cocción suave y constante. Esto evitará que las alubias se abran y pierdan la piel.

Tras dos horas de cocción suave, añadimos la pasta y la albahaca fresca. dejamos que cueza todo junto 20 min. Rectificamos de sal y pimienta y servimos.

Emplatado:

Este tipo de platos no suelen ser muy vistosos. Las largas cocciones hacen que las verduras pierdan sus vivos colores. Pero a cambio los caldos que resultan de estas preparaciones, son suculentos y  reconstituyentes. Por esta razón habremos de esmerarnos para que una vez lleguen a la mesa, impresionen a todos por su apariencia y aroma.

Unas hojas frescas de albahaca sobre cada plato aportarán un toque de frescura. Unas rebanadas de pan tostado untadas con pesto, servidas sobre la sopa, elevaran tu plato a otra dimensión.

Trucos:

Nosotros hemos procurado mantener esta receta completamente vegetariana, pero, si no tienes esta exigencia, un hueso de jamón, queso parmesano, o incluso, una manita de cerdo son un gran complemento.

Si necesitas que tu minestrone sea completamente libre de gluten, no hay problema. En lugar de la pasta corta utiliza quinoa, trigo sarraceno o mijo. Nuestras pastas con legumbres son también una gran opción.

Usar la corteza del queso parmesano para cocinar puede sonar un poco raro, pero te asombrarás del sabor que da a tus platos. A medida que vayas usando queso parmesano congela las cortezas y resérvalas para tus sopas y purés.

No sigas esta receta al pie de la letra. Cualquier verdura que tengas en tu nevera te vale. Cada estación te proporcionará una sopa distinta y siempre maravillosa.

Usar una buena legumbre, fresca y del año, es el único secreto para lograr un gran resultado final. Ven a buscarlas a nuestras tiendas, no las encontrarás mejores.

Nos vemos en Casa Ruiz!

Imprimir
Entradas recomendadas
0