Croquetas de amaranto.

 

 

 

 

croquetas

 

Que todavía no te has atrevido con los “nuevos cereales”? Prueba estas croquetas. Sorprenderás a todo@s por su sabor y textura. Los antiguos aztecas creían que el amaranto tenía propiedades mágicas. No quieres probar a ver que pasa?

Ingredientes:

300 grs de amaranto

1 huevo

150 grs de lomo de Sajonia

1 patata

perejil  fresco

Pimentón dulce de la vera

50 grs de copos de quinoa

Elaboración:

Para preparar el amaranto, lo lavaremos primero y coceremos con dos partes de agua por cada una de amaranto a fuego suave después del primer hervor, durante 15 minutos. Reservamos.

Cocemos el huevo y la patata. una vez templados, los picamos ambos con un tenedor y aliñamos con el perejil y un poco de pimentón dulce. Añadimos a esta mezcla el lomo de Sajonia picado muy fino. Puedes incluso triturarlo para que quede muy bien integrado. Mezclamos esta masa con el amaranto cocido y sazonamos. Reposamos en la nevera mínimo 1 hora.

Retiramos la masa del frigorifico y con las manos húmedas damos forma a las croquetas y las rebozamos en los copos de quinoa.

Las rociamos con un poco de aceite de oliva virgen extra en una bandeja del horno y horneamos a 180º durante 20-25 minutos.

Servimos enseguida.

Emplatado:

Quedan muy bonitas cuanto mas simple sea la presentación. A nosotros nos gusta forrar una fuente alargada con las hojas exteriores de una lechuga, bien lavadas y colocar las croquetas encima. Se comen con la mano, así que no te olvides de una gran provisión de una bonitas servilletas de papel.

Trucos:

Si tienes el tiempo muy justo, no dudes en prepararlas la noche anterior, y las dejas reposando toda la noche en la nevera. Será incluso mas fácil darle forma a las croquetas.

En el agua de cocción del amaranto puedes poner un trozo de jengibre fresco o una corteza de limón para acentuarle el sabor. No olvides salar ligeramente el agua!

Puedes utilizar un sacabolas de helado para que todas las croquetas te queden del mismo tamaño.

Si quieres que el rebozado te quede mas fino tritura los copos hasta que parezcan pan rallado.

Puedes acompañarlas de un alioli suave, le va de cine!

Pues nada mas, solo que no te den miedo los nuevos ingredientes y que pruebes a lanzarte a un mundo lleno de posibilidades.

Nos vemos en Casa Ruiz!

 

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario

0