Costillar de cerdo con mezcla del trampero.

 

 

Las costillas de cerdo asadas son un plato que encanta a casi todo el mundo, para los niños son una comida de fiesta. Si ademas utilizas la mezcla del trampero, tendrán una intensidad de sabor impresionante que las harán diferentes a cualquier otras que hayas probado.

Ingredientes

2 costillares de cerdo

3 CS de mezcla del trampero bien colmadas

50 gr de azúcar moreno integral

1 CC de mostaza en polvo

1 CC de ajo en polvo

sal

pimienta

de Sichuan.

 

Elaboración

Lo primero que vamos a hacer es mezclar todas las especias de esta preparación y la sal y el azúcar en un cuenco.  Mezclamos bien para que todos los ingredientes  queden completamente integrados. Una vez que tenemos un polvo muy homogéneo, lo vertemos sobre los  costillares, por ambas caras, intentando que toda la mezcla quede bien adherida a la carne. Si tenemos tiempo podemos hacerlo la noche anterior y dejarlo en la nevera macerando durante la noche. Si tenemos prisa no es necesario.

Encendemos el horno y lo precalentamos a 150º. Una vez que esté caliente introducimos los costillares sobre una bandeja con una rejilla encima. Es importante que los huesos de las costillas queden hacia abajo y la parte más carnosa hacia arriba.

Dejamos que asen en el horno durante 1 hora sin abrirlo. En ese momento abrimos el horno y rotamos las bandejas (sin darle la vuelta a las costillas) y dejaremos  durante dos horas mas. En estas dos horas rotaremos la bandeja del horno cada 30 minutos.

Una vez transcurridas las 3 horas totales de cocción las retiramos del horno, las tapamos con papel de aluminio y dejamos que reposen durante unos 15-20 minutos.

Ya están listas para servir.

Emplatado:

Para causar un golpe de efecto, te recomendamos servirlas en una pieza entera sobre una gran fuente, o como hemos hecho nosotros, sobre una madera de cocinar. Asadas de este modo quedan muy tiernas y se desprenderán del hueso con mucha facilidad, lo cual te facilitará mucho el trinchado.

Trucos:

Puedes usar semillas de mostaza enteras en lugar de mostaza en polvo. En ese caso te recomiendo que las tuestes un poco en una sartén sobre un fuego fuerte removiendo constantemente para que no se quemen. Una vez bien tostadas las pasamos a un mortero y las majamos con 2 dientes de ajo hasta conseguir una pasta lisa y uniforme.

El tiempo de marinado es muy importante para impregnar de sabor las costillas. Te recomendamos que no te saltes este paso. Si no puedes dejarlas marinando de víspera, por lo menos que reposen una hora.

Asando las costillas de este modo quedan muy jugosas y tiernas pero no tienen salsa. Si quieres puedes servirlas con una salsa barbacoa o de mostaza y miel, aunque se perderá un poco el delicado sabor de las especias.

 

Imprimir
Entradas recomendadas
Showing 4 comments
  • Ana Garcia Calleja
    Responder

    Que pinta tiene todo. Se hace la boca agua.
    Gracias por tan ricas recetas.

    • Josemaría
      Responder

      Gracias a ti Ana por seguirnos!!!!!

  • Maite Sevilla del Pozo
    Responder

    Qué rico, lo voy a hacer, muchas gracias

    • Josemaría
      Responder

      Seguro que te sale genial!!!! Muchas gracias por la confianza Maite.

Dejar un comentario

0