Tabulé de bulgur

tabulé de bulgur

Una receta tan veraniega que ni siquiera perderás el tiempo en la cocina. Déjala preparada la noche anterior y el reposo en la nevera de todos los ingredientes, hará el trabajo por ti.

Ingredientes:

3 tomates grandes

1 pepino

1 cebolla tierna

250 gr de bulgur

zumo de limón

aceite de oliva virgen extra

menta fresca

Elaboración:

Pica en cuadrados pequeños los tomates, el pepino y la cebolla (brunoise). Es importante que el tamaño sea pequeño, la idea es combinar casi todos los ingredientes en cada bocado. Una vez que los tengas picados, se ponen en un cuenco y se salan con generosidad. Se aliñan con aceite de oliva virgen extra y el zumo de limón.

 

Tabulé de bulgur 2

Deja la ensalada durante 1 hora a temperatura ambiente para extraer los jugos del tomate y el pepino. Añade el bulgur sin cocer, tal y como lo compras en la tienda. Remueves bien y dejas reposar en la nevera durante toda la noche (8 horas)

A la mañana siguiente lo sacas de la nevera y lo encontrarás bastante apelmazado. Con un tenedor lo remueves bien hasta que quede completamente suelto. Lo aliñas con un chorro más de aceite de oliva virgen extra y la menta fresca picada. En ese momento está listo para servir. Mas fácil es ya imposible!!!

Emplatado:

Esta ensalada luce mucho en una bandeja grande muy decorada. Como puedes ver en la foto, nosotros hemos elegido una fuente retro muy años 70. Las de barro cocido con estampado árabe también quedan muy bien.

El tabulé es un plato que viaja muy bien. Si te apetece llevarlo contigo al trabajo o incluso a la playa, utiliza unos botes de conservas. Coloca justo encima una rodaja de limón y a la hora de comer tendrás un plato sabroso y saludable.

Trucos:

la única precaución que debemos tener con esta receta es que necesitamos la mayor cantidad de liquido posible. Los tomates han de ser maduros y jugosos. Los tomates cherry son también una buena elección.

Hay que añadir sal abundante a la ensalada. Piensa que ha de sazonar el bulgur mientas lo hidrata. Una vez que el plato esté acabado ya no admitirá mas sal.

En ningún caso añadas las hierbas frescas junto con el resto de los ingredientes. Tantas horas de reposo en el frío de la nevera las mustiarían. Nosotros hemos elegido menta, pero albahaca, cilantro o perejil son también buenas elecciones.

Esta manera de preparar el bulgur, hidratándolo en el jugo de tomate y pepino nos proporciona un sabor mas intenso, ya que no hemos cocido el grano en agua y todo su sabor procede de las verduras. Anímate a prepararlo así y disfruta del resto del día sin tener que cocinar nada.

Nos vemos en Casa Ruiz!

Imprimir
Entradas recomendadas

Dejar un comentario