harina-de-garbanzo

Harina de garbanzo

origen

Zamora

La harina de garbanzo se obtiene de moler el grano de garbanzo seco y entero. Carece de gluten, y conserva todos los beneficios nutricionales de esta legumbre; aporta gran cantidad de proteínas, de fibra alimentaria, de minerales como calcio, hierro y potasio, y buenas dosis de vitamina B6 entre otras.

La harina de garbanzo es muy versátil, y de sabor sutil, por los que se puede utilizar tanto en recetas saladas como en repostería. Al mezclarla con líquidos, se obtiene una textura muy cremosa, por lo es muy utilizada sobre todo como espesante en caldos, sopas y salsas. Por su capacidad dar consistencia  a las masas, es un buen sustituto del huevo en dietas vegetarianas y veganas; los rebozados que se obtienen son tiernos y jugosos, especialmente para pescado; las frituras andaluzas típicas se realizan con esta harina. También puede emplearse para pizzas, crepes, pastas y panes, sola o mezclada con otras harinas panificables.

La harina de garbanzo es muy popular en la gastronomía de Oriente Medio, y de India, donde se emplea como ingrediente principal en las populares pakoras (verduras y hortalizas rebozadas y fritas), en forma de albóndigas (falafel), en panes y en bizcochos. Como curiosidad, esta harina es, mezclada con agua, un buen exfoliarte natural adecuado para todo tipo de pieles.