cacao-holandes

cacao holandés

origen

España

El cacao holandés es el de uso más habitual en Europa. El proceso holandés consiste en una alcalinización que elimina algunos componentes ácidos del cacao, y como resultado se obtiene un polvo más oscuro, de sabor muy suave, y que además se disuelve más fácilmente en leche o agua. Este cacao está recomendado para recetas de repostería que utilizan levadura en vez de bicarbonato, para las recetas donde se desee un sabor menos astringente y más achocolatado, y para tomarlo sólo con leche.