bayas de goji

Bayas de goji

origen

China

Las bayas de goji se consumen habitualmente  en China y en el Himalaya, donde la medicina tradicional les atribuye numerosas propiedades curativas. Como todas las bayas rojas, se caracterizan por ser muy ricas en antioxidantes, además de tener un alto contenido en vitaminas A y C, y en fibra. 60 gramos de bayas aportan el 10 % de la cantidad diaria recomendada de proteínas, una cifra sorprendente para ser una fruta. Aunque no se conoce exactamente el mecanismo, hay evidencia científica de que estas bayas ayudan a prevenir la degeneración de la mácula, y a mejorar la función digestiva.

Las bayas de goji  pueden degustarse solas, o acompañando a mueslis, yogures, y guisos salados.